Hogar Oriente

Consejos prácticos para el hogar

Consejos para gestionar las relaciones con los empleados del hogar

Es una gran responsabilidad tener un empleado del hogar. Piensa que es un cuidador o cuidadora que tiene acceso pleno a la intimidad de tu hogar y sus miembros.

Lo ideal es el que el empleado de hogar se convierta en un aliado que cuida de ti y tu familia.

¿Cómo conseguir ese nivel de armonía en las relaciones?

Pues aquí van algunos consejos…

  1. Practica la empatía: ponte en el lugar del empleado del hogar cuando te relaciones con él o ella. Trátalo como te gustaría que te trataran a ti si estuvieras en su lugar. Son innecesarios los gritos, elevar la voz o el tono autoritario cuando tenemos una relación empática con los otros.
  1. Comunica con claridad: dale las orientaciones con claridad, despacio y siempre verifica que realmente ha entendido sus responsabilidades. No esperes que adivinen lo que piensas. Una comunicación directa y tranquila le ayudará a entender que esperas de su trabajo.
  1. Infórmate de sus derechos y respétalos: en este artículo (//www.hogaroriente.com/hogar/derechos-empleadas-domesticas) explicamos los derechos del empleado de los hogar. Cúmplelos o te expones a sanciones.
  1. Cuida de los empleados del hogar: los empleados del hogar te cuidan, lo más lógico es que tú también los cuides a ellos. Imagina una semana de tu vida sin su presencia. ¡Un desastre! Por tanto, cuida de sus necesidades, de su alimentación, de sus cargas de trabajo, de su salud…
  1. Interésate con honestidad por sus problemas: no es sencillo dejar tu hogar propio, tus hijos para cuidar del hogar y los hijos de otros. Esa es una elección que generalmente por necesidad económica (y pocas veces por vocación) realizan los empleados del hogar. Un interés genuino por sus problemas es lo mínimo que puedes hacer, piensa que ese empleado ha convertido la gestión de tu hogar en su principal tarea.

Sin embargo, a veces los caracteres son incompatibles o el empleado no responde tal y como esperabas a las responsabilidades de su puesto. En ese caso, debemos tomar una decisión: despedirlos.

Pero, no te preocupes, no es el fin del mundo.

Despedir un empleado es algo normal: ocurre cada día en oficinas, fábricas, hospitales, escuelas… Por tanto, no necesario introducir dramatismo a un ciclo que ocurre a diario: cada día se contratan nuevos empleados en diversos puestos y también se despiden o estos se marchan por propia voluntad en busca de nuevas oportunidades laborales.

Los consejos que siguen te ayudarán, si te toca despedir a un empleado del hogar.

Los motivos del despido

Los motivos para despedir un empleado son muchos y están plenamente establecidos en el Código de Trabajo, en su artículo 172.

Esto implica que necesariamente te des un tiempito para revisarlo y ajustar el sustento de despido de forma correcta, de tal manera que esta acción no termine en una demanda laboral hacia ti.

Puedes despedir un empleado en los siguientes casos:

  1. Por faltas repetidas e injustificadas de puntualidad o de asistencia al trabajo o por abandono de éste por un tiempo mayor de tres días consecutivos, sin causa justa y siempre que dichas causales se hayan producido dentro de un período mensual de labor.
  2. Por indisciplina o desobediencia graves a los reglamentos internos legalmente aprobados.
  3. Por falta de probidad o por conducta inmoral del trabajador.
  4. Por injurias graves irrogadas al empleador, su cónyuge o conviviente en unión de hecho, ascendientes o descendientes, o a su representante.
  5. Por ineptitud manifiesta del trabajador, respecto de la ocupación o labor para la cual se comprometió.
  6. Por denuncia injustificada contra el empleador respecto de sus obligaciones en el Seguro Social. Mas, si fuere justificada la denuncia, quedará asegurada la estabilidad del trabajador, por dos años, en trabajos permanentes.
  7. Por no acatar las medidas de seguridad, prevención e higiene exigidas por la ley, por sus reglamentos o por la autoridad competente; o por contrariar, sin debida justificación, las prescripciones y dictámenes médicos.

En el caso de indisciplina o desobediencia a los reglamentos internos, esto dependerá si al contratar a tu servicio doméstico, acordaron además de la firma del contrato, otro documento que norme la disciplina durante su trabajo.

Quizás te suene extraño la existencia de este documento, pero en el caso de las empresas, aquí nace el conocido visto bueno, que por cierto, también puede aplicarse a tu personal de servicio doméstico, solicitando la aprobación del Inspector de Trabajo y presentando el debido formulario.

Si pretendes anexar un reglamento disciplinario,

Te informo que este debe ser aprobado por la Inspectoría de Trabajo en tu zona, lo que obviamente te llevará más tiempo y diligencias.

Aprovecho y te comparto las oficinas de las direcciones de trabajo e inspectorías en el país.

Requisitos para despedir un empleado

Carta de despido

El Código de Trabajo, en su artículo 188, dice que cuando el empleador deje constancia escrita de su voluntad de dar por terminado unilateralmente un contrato individual de trabajo, esto es, sin justa causa, la autoridad del trabajo que conozca del despido, en este caso el Inspector, dispondrá que el empleador comparezca, y de ratificarse éste en el hecho, en las siguientes 48 horas deberá depositar el valor total que le corresponda percibir al trabajador despedido por concepto de indemnizaciones.

Si el empleador en la indicada comparecencia no se ratifica, alegando para el efecto que el escrito donde consta el despido no es de su autoría o de representantes de la empresa con capacidad para dar por terminadas las relaciones laborales, se dispondrá el reintegro inmediato del trabajador a sus labores.

Preaviso del despido

No es otra cosa que el mismo desahucio, pero pedido por el empleador, en este caso, tú.

Para ello debes hacer lo siguiente:

  • Presentar 3 originales de la solicitud del Desahucio dirigida al inspector del Trabajo en la que debe constar: Dirección, número telefónico y correo electrónico del empleador.
  • Copia del contrato de trabajo legalizado por el Ministerio de Trabajo.
  • Copia del Nombramiento.
  • Copia del RUC.
  • Copia de cédula y papeleta de votación del representante legal .
  • Certificado de Obligaciones patronales emitido por el IESS.
  • Croquis para llegar al lugar de trabajo.

Estos documentos debes presentarlos con por lo menos 36 días de anticipación en recepción de documentos para que en caso de que el desahucio necesite completarse, lo puedas hacer antes de que se cumplan los 30 días de anticipación con el que el Inspector debe notificar el desahucio al trabajador.

El finiquito

El acta de finiquito es un documento legal mediante el cual se formaliza el pago de valores correspondientes a la liquidación y das por terminada la relación laboral con tu personal. //www.trabajo.gob.ec/sistema-de-registro-de-contratos-y-actas-de-finiquito/

Indemnizaciones por despido

Al despedir un empleado debes indemnizarlo de conformidad con el tiempo de servicio y según la siguiente escala:

  • Hasta tres años de servicio, con el valor correspondiente a tres meses de remuneración.
  • De más de tres años, con el valor equivalente a un mes de remuneración por cada año de servicio, sin que en ningún caso ese valor exceda de veinte y cinco meses de remuneración.
  • La fracción de un año se considerará como año completo.

El cálculo de estas indemnizaciones debes hacerlo en base de la remuneración que estuvo percibiendo el trabajador al momento del despido, sin perjuicio de pagar las bonificaciones a las que se alude en el caso del artículo 185 del Código, que se refiere a las bonificaciones por desahucio. En este caso, debes tomar en cuenta que también deberás bonificar al trabajador con el 25% del equivalente a la última remuneración mensual por cada uno de los años de servicio que te prestó.

En caso que no sepas cómo calcular la indemnización, puedes acceder a un simulador que encontré aquí.

¿Cómo actuar al despedir un empleado?

Despedir un empleado es probablemente una de las tareas más difíciles y embarazosas que implica ostentar un cargo de jefe o como en tu caso, su patrón. Sin embargo ten presente que es un proceso necesario y, sobre todo, natural a la relación laboral. Para ayudarte a manejar la situación, te recomiendo lo siguiente:

  • La tendencia natural es dar rodeos, no obstante, lo mejor es que seas directa y breve.
  • El empleado nunca debe tener la duda de si la reunión es una llamada de atención o un despido, porque esto sólo creará aún más tensión.
  • Hay que decirle al empleado que no podrá seguir trabajando en la casa y explicarle las causas de forma detallada pero concisa.
  • Si quieres destacar algún punto positivo de su forma de trabajo es conveniente hacerlo de forma discreta, de lo contrario puede querer profundizar en por qué le ha tocado a él.
  • Luego del despido, viene bien que comuniques al resto del personal de servicio antes de que avancen los rumores. Es conveniente reunirlos y explicarles breve y objetivamente las causas del cese. De esta manera evitas una impresión de injusticia a la vez que se puede aprovechar para explicar cómo deseas que se realice el trabajo en casa.

Espero haber podido resolver todas las dudas que tenías acerca de cómo despedir a un empleado del hogar.

Si alguna interrogante te ronda la cabeza, escríbela aquí abajo y de inmediato te ayudaré.

7 septiembre 2017 POR: Elisa Mendoza
MÁS EN: Hogar

Deja un comentario